cuidadores participó de la semana social

Más de 40 miembros del Movimiento Cuidadores de la Casa Común participaron de la Semana Social organizada por la Comisión de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal Argentina, que en esta oportunidad  reflexionó bajo el lema “Trabajo: Clave para el desarrollo humano integral”,  en el hotel 13 de julio Intersur de Mar del Plata.

En el documento final se afirmó que “El valor del trabajo es clave para cualquier proyecto de ecología integral, para el desarrollo de toda persona; de una economía de comunión, y de la promoción y dignidad de todos y muy especialmente de los más jóvenes”. En varias oportunidades durante las deliberaciones se repitió un concepto del papa Francisco: “Queridos jóvenes, ustedes son el presente. No son el futuro, ustedes, jóvenes son el ahora de Dios”.

Para los Cuidadores llegados de distintos lugares como Entre Ríos, Mar del Plata, Tucumán, Corrientes, Paraná, Concordia, Miramar, Olavarría, Maipú, Guernica, Jujuy y La Plata fue una experiencia inolvidable no solo porque la mayoría no conocía esa ciudad balnearia ni tampoco el mar, sino por participar de las deliberaciones sobre el trabajo, un factor tan importante en sus vidas, a cargo de personalidades del quehacer político y social del país.

Cuidadores dejó su impronta en la Semana Social por ser el grupo más numeroso  y presentar  un stand con los productos elaborados por los jóvenes de las distintas regiones, quienes manifestaron su emoción al encontrase y saber que comparten los mismos sueños y proyectos. Tal es el caso de Guadalupe de Viedma quien con lágrimas en los ojos explicó lo que significó para ella integrar el movimiento: “Con Cuidadores aprendí a valorarme a mí y a los otros. Al sol, a la tierra, a mi casa común”.

«Con Cuidadores aprendí a valorarme a mí y a los otros. Al sol, a la tierra, a mi casa común»

Guadalupe, Cuidadora de Viedma

Algunos Cuidadores integraron mesas como Martha Arriola, una de las Madres Fundadoras de del movimiento, quien expuso sobre “Integrar la problemática laboral con la ambiental” y Luis Precerutti de Entre Ríos formó parte de los debates sobre “Trabajadores y territorio”. Fueron  moderadores la docente del proyecto Milagros Lugones, integrante de Nuevos Dirigentes de la Pastoral Social, Elena Fernández y Juan Pablo Tetamanti , los tres de La Plata.

“Los jóvenes son los que más sufren esta invisibilización”

Martha Arriola señaló que Mons. Lugones les hizo conocer la carta encíclica Laudato Si, subtitulada del Cuidado de la Casa Común, la cual los conmovió profundamente: “Francisco escribió y nos dice que el deterioro de la casa común es tan grande y nuestra madre tierra gime y nos grita que la cuidemos lo mismo que nuestras poblaciones más vulneradas, más empobrecidas, es el mismo clamor. Qué podemos hacer dijimos, ya veníamos trabajando con jóvenes y ellos son de los sectores que más sufren esta invisibilización. Me atrevería a decir que vivimos hoy en la Argentina y en Latinoamérica un verdadero genocidio. No tomamos en cuenta que esto está ocurriendo, día a día mueren cientos miles de jóvenes, millones de jóvenes”.

Ante esta realidad la carta encíclica nos hizo centrar en los jóvenes y en el desafío de intentar generar trabajo digno, explicó Martha. Luego afirmó que el dialogo con Francisco empezó y no termina. Nosotros nos reunimos con él y pudimos contarle que ya estamos en 16 provincias donde participan 3000 chicos. Francisco escribió Laudato Si, los cuidadores le respondieron  la carta y  el Papa les envió el siguiente mensaje: “Sé lo que están haciendo, sigan adelante. Es un esfuerzo, a veces puede cansar. Pero no se bajen porque los demás pibes y pibas del barrio los están mirando para imitarlos, ustedes son un ejemplo. Ustedes se están jugando por defender nuestra Casa Común y llevar adelante la verdadera civilización. Que Dios los bendiga. Recen por mí. ¡No se bajen!”.

En otro párrafo de su exposición expresó “Hay alguien que dijo distintas cosas y  tiene menos de 18 años, primero dijo soy fulano, soy. Estoy con Cuidadores, estoy con y menciona a su profe y a los otros pibes, trabajo con. Para nosotros no es fácil el tema del trabajo, cuando leía lo que habían escrito con relación a qué es ser Cuidadores pocos mencionan el trabajo, es natural que no lo mencionen, porque construir y sentirse trabajador y trabajadora es un proceso largo, no se inventa y es difícil”.

“Como decía Emilce Cuda ‘Para los pibes y pibas trabajar es hacer algo que no me gusta y me pagan poco’. Nosotros tratamos de gestar trabajo digno, que les genere un mango real a los jóvenes, que les guste y que sientan que es un trabajo para mucho tiempo. Pero está pasando que algunos ya lo viven como trabajo porque logramos hacer un convenio con el gobierno nacional,  con lo que nos toca, con los recursos del Estado, porque a los pibes y pibas les ofrecemos un salario social complementario la mitad del mínimo vital y móvil”, relató la directora ejecutiva.

 “Es poco, sí es poco, pero es concreto y vamos porque sobre eso puedan, con el fruto de su trabajo del reciclado, la huerta agroecológicas, las usinas, los calefones solares, el compost,  empezar a hacer la diferencia. Es muy difícil, pero ese es el camino que nosotros proponemos, donde el Estado tiene un rol fundamental. No podemos crear los millones de empleos verdes para la población empobrecida si el Estado no asume una responsabilidad central” destacó Martha Arriola.